miércoles, 25 de marzo de 2015

Transvulcania tendrá en 2015 el mejor cartel de su historia

Miguel Ángel López Galán

José Antonio de Pablo “Depa”
“Transvulcania tendrá en 2015 el mejor cartel de su historia”


El speaker y director del Training Camp Transvulcania (del 1 al 5 de abril) aconseja un bagaje deportivo previo antes de afrontar retos como la Ultramaratón palmera.


“La bajada desde el Roque de los Muchachos es única. Son pocas las carreras en el mundo con un desnivel negativo tan pronunciado”.


“Las carreras de montaña no pasarán de moda. Incluso irán a más. Es una necesidad social, de estar contacto con la naturaleza”.


Vinculado a ella desde el principio, su voz y su entusiasmo se han convertido en señas de identidad de la Plátano de Canarias Transvulcania. Periodista, animador y preparador deportivo, acaba de ser elegido oficial de equipo de la Real Federación Española de Atletismo para el Campeonato del Mundo de Ultra Trail, que se celebrará a finales de mayo en Annecy (Francia).

¿Qué ofrece el Training Camp Transvulcania?

Va a combinar una carga teórica sobre el trail running con un punto de vista práctico. Es decir, que se van a implementar sobre el mismo terreno de la Plátano de Canarias Transvulcania los conocimientos impartidos en las charlas.

¿Está dirigido a todo tipo de niveles?

Sí. Ese es uno de los valores importantes de este campus. Por eso no lo abrimos a mucha gente, para que la atención sea personalizada.

¿Cómo ves la explosión de las carreras de montaña en los últimos años? ¿Dirías que, en general, los participantes están preparados para afrontarlas?

Ahora hay una ultra en casi cualquier provincia de España, pero en general la gente no está preparada para afrontarlas. Basta recurrir a la estadística: los ganadores tardan menos de siete horas y los últimos diecisiete. Alguien que se hace la Plátano de Canarias Transvulcania en diecisiete horas desde mi punto de vista debería centrarse en carreras más llevaderas y luego afrontarla más adelante, en una progresión lógica. Es como si uno se saca el carné a los 18 años y tres meses después se pone a competir en Montmeló con un Ferrari: es probable que se salga.

¿Qué tiempo mínimo de preparación aconsejas?

Si partimos de la base de que estamos preparando a una persona que ya viene con un bagaje, que ya ha hecho carreras de montaña, carreras de asfalto, triatlón… Es decir si es una persona con buena condición física, bastaría con una preparación específica de cuatro meses. Ya te digo, siempre que sea alguien con bagaje deportivo reciente. No vale decir: "Es que yo fui triatleta a los 14 años y ahora tengo 40 y me voy a correr la Transvulcania".

¿Cuál es la parte crítica para acabar Transvulcania?

Sin ninguna duda desde el Roque de los Muchachos, el punto más alto de la carrera, hasta el Puerto de Tazacorte. Ese tramo, esos 17 kilómetros, son únicos. Pocas carreras en el mundo hay en las que el desnivel negativo que se salva en tan poca distancia sea tan definitivo. Es muy exigente, sobre todo si llevas ya un montón de horas bajo el sol. Y luego el barranco cuando te metes abajo también lo es, porque las posibilidades de deshidratación son elevadas.

¿Por qué es tan importante entrenar las subidas y bajadas por separado, como se plantea en el Training Camp?

Es importantísimo porque, a pesar de ser los mismos grupos musculares, el trabajo que realizan no tiene nada que ver. Cuando uno pilla una mancuerna y flexiona el brazo llevando el puño hacia el hombro, da lugar a una contracción concéntrica del músculo, que son las más habituales al correr. Pero cuando haces las bajadas la contracción es excéntrica y ese trabajo muscular no es el habitual.

¿Es decir que para la Transvulcania interesa sobre todo entrenar bajadas?

Sí, porque la subida ya se entrena de forma natural cuando estás corriendo. Incluso cuando estás corriendo en llano, todas las contracciones son concéntricas. La parte del descenso es la más importante y también la más olvidada.

¿Y la preparación psicológica, en la que también se incide en el campus?

Cuando te enfrentas a una ultra es muy importante. Una prueba de 1.500 metros, que puede ser mucho más exigente a nivel físico o fisiológico, son tres minutos. Ahí hay pocas posibilidades de que haya cambios fisiológicos, cambios de tiempo, etc. Pero en la Plátano de Canarias Transvulcania o en cualquier carrera ultra eso va a ocurrir seguro y hay que estar preparado. La mayoría de los corredores de élite tienen también si no un preparador psicológico sí que la típica persona a la que pueden recurrir en los momentos en los que necesitan una ayuda de este tipo.

¿Son imprescindibles los masajes, la fisioterapia en general?

Pues sí. Para muchos el ejemplo de un corredor profesional o semi-profesional les sirve para comprarse las mismas zapatillas, la misma mochila o la misma falda. Bueno, pues que sepan que los corredores como Yeray Durán o Fernanda Maciel , nuestros profesores del campus, por lo menos una vez a la semana hacen una sesión de descarga con un profesional,. Es ridículo gastarse 170 euros en una mochila para llevar la misma que Kilian Jornet y luego no ser capaz de invertir 20 o 30 euros en un masaje no digo ya una vez a la semana, sino una vez al mes. ¡Pero si es que te estás gastando 100 euros en unas zapatillas y en la preparación de una carrera como la Plátano de Canarias Transvulcania puedes usar tres pares!

Ya que hablas de material, parece que el minimalismo está en retroceso…

Lo de la amortiguación del calzado de trail es muy permeable a las modas. Ahora mismo va a entrar la moda de las zapatillas híper-amortiguadas. Mientras existió, el minimalismo convivía con las zapatillas normales de toda la vida. Ahora cuando estén las zapatillas oversize también seguirán manteniéndose. Hay que ser coherente con el calzado. Luis Alberto Hernando es un tío que mide 1.85 y pesa 78 kilos. Kilian mide uno sesenta y mucho y pesa cincuenta y pico kilos. Su calzado no puede ser igual. Y cada uno tiene que optar por lo que más cómodo se sienta.

¿Pasarán de moda las carreras de montaña?

Han venido para quedarse y no son una moda sino una necesidad social, de estar en contacto con la naturaleza. Incluso irán a más. En la variedad está el futuro, en hacer cosas según te vaya apeteciendo. Cada vez hay más ejemplos de triatletas, incluso de élite, que hacen carreras de montaña. Y al revés.

¿Por último: cómo ves el futuro de la Plátano de Canarias Transvulcania? ¿Y su edición 2015, teniendo en cuenta que a Kilian le coincide con el Everest?

En 2015 tendremos el mejor plantel de toda la historia. En chicas un poco menos pero en chicos sin duda es el mejor plantel de la historia. Otros años sí que hemos tenido gente muy clara para ganar y cuando está Kilian sí que es muy evidente que es uno de los principales favoritos. Pero es que este año hay diez tíos que pueden ganar la Plátano de Canarias Transvulcania. Es así.

El Training Camp Transvulcania

Se celebrará en el Hotel Princess de Fuencaliente del 1 al 5 de abril. Los primeros cuatro días consistirán en entrenamientos guiados y clases teóricas con la participación de los corredores de élite Yeray Durán y Fernanda Maciel, así como otros profesionales de la psicología deportiva, la fisioterapia, el entrenamiento personal o la nutrición deportiva. La matrícula tiene un coste de 285 euros (en el caso de incluir las cuatro noches de alojamiento en pensión completa) y de 140 euros si se renuncia al alojamiento y las comidas. En el caso de participantes con plaza confirmada en alguna de las competiciones de la Plátano de Canarias Transvulcania (Ultramaratón, Maratón, Media Maratón y Binter Kilómetro Vertical) apuntarse al campus supone la devolución automática del 50% de la cuota de inscripción en la carrera. El domingo 5 de abril a las 09.00 horas habrá una mesa redonda gratuita y abierta al público en general en la que participarán de nuevo todos los ponentes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.