domingo, 21 de diciembre de 2014

SAMUEL ORTEGA Y VERO CARABALLO GANAN LA CARRERA DEL VALLESECO MÁS VERDE

Samuel Ortega y Vero Caraballo fueron los grandes dominadores de esta última cita 2014 con el trail running en la isla de Gran Canaria, anotándose una prueba que en su tercera edición ha iniciado una nueva etapa de la mano del Club Neblina de Valleseco y este Ayuntamiento de las Medianías de Gran Canaria.

Ha sido una trail muy diferente a todo lo conocido hasta ahora, porque la Neblina Tres Valles se disputó por unos senderos totalmente verdes, con mucho barro y zonas donde solamente había caminos anegados del agua de los últimos días de lluvia de este recién estrenado invierno canario.

En estas condiciones volvió a relucir el terorense Samuel Ortega, que después de un año muy complicado por las lesiones, ganaba prácticamente en solitario, como demostraba en meta con su crono de 2.15.55 para cubrir los casi 25 kilómetros de recorrido por todos los barrios del municipio, sacando una ventaja de casi siete al segundo clasificado, el moyense Dani Santana (2.22.14), al que le salía un duro rival en el noruego Sondre Amdahl (2.22.56), que rodaba en las subidas por delante del grancanario. Pero en la parte final por dentro del cauce del Barranco Madrelagua, donde los corredores tuvieron que demostrar sus habilidades corriendo sobre el agua, pudo sacarle unos segundos que fueron vitales para llegar en el segundo puesto, con Sondre pisándole los talones en tercera posición.

Raquel Linares y Vero Caraballo ganaban la categoría femenina entrando juntas en la meta, con un crono de 3.06.21, después de una primera parte dominada por Raquel, a la que se fue acercando cada vez más Vero y a dos kilómetros de meta ya se emparejaban y decidían entrar juntas, figurando en la clasificación oficial Vero Caraballo como vencedora y segunda Raquel Linares, mientras Mariló González fue tercera a 14 minutos de las anteriores.

En la trail de 12 kms., los triunfos fueron para Jorge Sánchez (1.14.53) y Saray Batista (1.35.16), prueba que compartió buena parte del recorrido largo y sorprendió a todos por la variedad de caminos y un paisaje marcado por el verdor del campo y la compañía del agua corriendo por los barranquillos.

La entrega de trofeos y la comida comunitaria con productos y platos locales, que se pudo celebrar en la Plaza de San Vicente gracias al buen tiempo, puso el punto final al éxito de una organización que se esmeró al máximo en el trato a los corredores y con unas rutas inéditas que gustaron mucho. El Club Neblina Trail desplegó una gran cantidad de voluntarios y colaboradores que hicieron posible un desarrollo casi perfecto de la prueba, junto al resto de miembros aportados por el propio Ayuntamiento -hasta su alcalde Dámaso Arencibia se metió a la tarea haciendo de corredor “escoba”-, Protección Civil y Policía Local.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.